lunes, 22 de agosto de 2011

100 CONSEJOS PARA ENCONTRAR TU SUMISA (4a Parte)

CONÓCELA

(81)Recuerda: sin conocimiento no hay dominación posible. Más importante que conozcas las técnicas es que conozcas a tu sumisa, es tu primera obligación: estudia su carácter, su forma de ver el BDSM, y sobre todo sus necesidades BDSM .

(82)Guarda todos vuestros mensajes y conversaciones. Reléelos, te servirán para conocerla un poco mejor .

(83)Haz una lista de sus particularidades, de su forma de ser, de su manera de reaccionar, de lo que le gusta. Cuida esa lista, cuídala como un pequeño huerto, repásala a menudo, complétala. Piensa en ella .

LA PRIMERA SESIÓN

(84)No se te ocurra pedir la primera cita para hacer una sesión. Está universalmente admitido en la comunidad BDSM que la primera cita es para charlar y conocerse, preferiblemente en un lugar público. Ten paciencia .

(85)Antes de vuestra primera sesión, completa con tu sumisa un play-list lo más exhaustivo posible. Es uno de los pasos clásicos que marca el BDSM antes de una sesión. Muy a menudo este requisito se suele obviar o como mucho se suele hablar sólo de los “limites“. Sin embargo el Play-List es una de las herramientas más útiles que tienes a tu disposición para evitar que fracases en las primeras sesiones .

(86)Aunque no lo creas las sumisas no viene con equipo incorporado. Prepárate un buen equipo de juguetes. Puede que pronto los necesites. No es necesario que gastes mucho. Lee las secciones de bricosado que hay en muchas páginas BDSM .

(87)Mientras tu sumisa esté en el juego nunca deberías oír un “NO“ de sus labios. Si ocurre, es que hay algo que estás haciendo mal. ¿Habéis fijado bien los límites?. ¿Los has traspasado de alguna manera?. Quizá no la conozcas lo suficiente. Quizá no hayáis hablado lo necesario antes de la sesión. Hay una regla que no suele fallar: NO le pidas nada de lo que no estés razonablemente seguro que te vaya a dar. Para ello prepara tus sesiones y prepara tu sumisa .

(88)No hay nada más patético que un Amo que duda o no sabe qué hacer durante una sesión. Se supone que eres el Amo y Señor de la sesión, es lo primero que debes dominar. Por supuesto deberías estar dispuesto a admitir alguna sugerencia de tu sumisa, pero allí el que manda eres tú. Ésa es la primera regla del juego. Las sesiones -sobre todo las primeras- deberías prepararlas concienzudamente. Deberías saber qué hacer, cuándo y según reaccione tu sumisa.

(89)En las primeras sesiones, si tu sumisa es sensata y conforme a los procedimientos que son habituales en la comunidad BDSM, habrá establecido una alarma silenciosa con otra persona. Hazle comprender antes de empezar que ves normal y sensato que haga sus llamadas durante la sesión .

(90)La primera sesión os marcará para siempre. La recordaréis siempre, y normalmente con mucha nostalgia, pero recuerda: más importante que la primera sesión salga maravillosa es que simplemente no salga mal. Ya tendréis tiempo de hacer maravillas. Es una regla de oro que cada sesión os deje con ganas de realizar la siguiente

CUIDA SU SEGURIDAD...Y LA TUYA

(91)El BDSM es un sistema estructurado y seguro para el ejercicio del SadoMasoquismo y la Dominación/sumisión. El BDSM contiene unas reglas y procedimientos propios, cuyo cumplimiento evita daños tanto físicos como psicológicos a quien lo practica. Síguelos .

(92)Lo primero que debes aprender de una técnica es lo que NO debes hacer. Es más importante que sepas lo que NO se debe hacer con un látigo que ser un artista con él .

(93)Lo primero que debes consensuar con tu sumisa es la palabra de seguridad. No paséis por alto este requisito ANTES de la primera sesión. Personalmente creo que es mejor incluso usar un código -muy sencillo- de colores .

(94)Si la atas o la inmovilizas de alguna manera deberías hacerte siempre una pregunta capital mientras lo haces: “¿Que le ocurriría a ella si en este momento o más tarde yo cayera fulminado?“. ¿Peligraría su seguridad de algún modo?. Si es así NO lo hagas. Sea lo que sea lo que estés haciendo, no lo hagas .

(95)No cometas la estupidez de atar y amordazar a tu sumisa al mismo tiempo sin que ella disponga de una señal CLARA para avisarte si algo va mal. Ponle en las manos una campanilla o algún artilugio que produzca fácilmente un SONIDO FUERTE en la mano mediante el cual puedas darte cuenta enseguida .

(96)Si atas a tu sumisa te encontrarás con la primera paradoja del BDSM: es muy probable que ella desee experimentar que le es totalmente imposible liberarse de sus ataduras, que quiera sentirse totalmente a tu merced. Pero tú sabes que eso NO lo debes hacer, la seguridad lo prohíbe. Acostúmbrate a convivir con las paradojas del BDSM. Las encontrarás a menudo, el BDSM tiene muchas .

(97)No vayas nunca a una sesión bebido, drogado, somnoliento, irascible o en cualquier otra circunstancia que haya modificado tu personalidad. La seguridad de tu sumisa exige que estés alerta y con todos tus sentidos. Que seas consciente en cada momento de lo que haces. Como Amo debes ser capaz de reconocer e interpretar con claridad cada una de las señales que la sumisa te envía. Difícilmente lo podrás hacer si tu personalidad está alterada .

(98)En tus primeras sesiones o relaciones sexuales usa SIEMPRE preservativo. No lo discutas NUNCA, ÚSALO. Lleva siempre preservativos a una sesión. Aunque hayáis pactado que no habrá sexo, NUNCA se sabe en qué acabará todo .

(99)Se suele creer que en una sesión la más desprotegida es la sumisa. No te lo creas. Físicamente puede ser cierto pero legalmente no lo es. Hoy la gente está muy sensibilizada con la violencia de género. Una visita de tu sumisa a un médico llevando las marcas de vuestra última sesión puede desencadenar una acusación de maltrato en toda regla .

(100)Ten cuidado en la red. Existen personas que no juegan limpio. Son un porcentaje muy pequeño, pero te puede tocar a ti .

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news

Blogroll

About